primark sevilla

El diario de sevilla se hace eco de una noticia, donde la cadena de establecimientos Primark busca un local dentro de un centro comercial para su estreno en Sevilla, siguiendo el modelo de la tienda de Jerez, abierta en el seno de un parque comercial con gran éxito de público. La cadena irlandesa, especializada en ropa de bajo coste, ha descartado la apertura de un gran negocio en una sede propia, habida cuenta de la imposibilidad de adecuar alguno de los locales examinados a la vigente normativa de comercio, ya que la Junta de Andalucía pone impedimentos para la apertura de grandes superficies comerciales en los centros históricos. Ha sido el caso de la antigua sede del Banco de Andalucía, en la calle Fernández y González, a la misma vera de la Avenida de la Constitución, donde por dos veces ha fracasado la operación.


Urbanismo concedió en julio de 2012 una licencia para la realización de obras en este edificio. Transcurridos seis meses sin que se hubieran iniciado las obras en la finca, el promotor solicitó una prórroga, que fue concedida por seis meses. Este nuevo plazo expiró el 16 de enero de 2013. El procedimiento de caducidad de la licencia no se inició entonces al haber manifestado el solicitante su intención de seguir adelante con el proyecto. La Gerencia de Urbanismo autorizó en su día obras de reforma para adecuar el inmueble para uso comercial. La entidad Batex ha sido en esta operación la intermediaria de Primark. El proyecto presentado en su día ante la Gerencia contemplaba el acondicionamiento como tienda de las plantas baja, primera, segunda y parte de la tercera; la planta ático quedará como oficinas internas y el resto del edificio, incluida la planta sótano, se destina a almacén e instalaciones. Pero la cadena no podía desarrollar el proyecto que se ajustaba a sus necesidades.

El cambio de criterio pasa por la búsqueda de un local en uno de los grandes centros comerciales de éxito que ya abren en la ciudad. En este caso bastaría con un local de alrededor de mil metros cuadrados. Algunas empresas privadas, especializadas en la búsqueda de locales, ya se han puesto en contacto con el propio Ayuntamiento de Sevilla para hacer llegar sus ofertas a la intermediaria de Primark. El Ayuntamiento ha apostado desde el principio por facilitar la llegada de esta cadena comercial a Sevilla.

El deseo de Primark por tener una tienda en un lugar preferente del centro histórico de Sevilla es notorio desde hace tiempo. Como se recordará, Primark ya se interesó por la posibilidad de asentarse en el antiguo cuartel de la Policía en la Plaza de la Gavidia, pero el futuro de este inmueble sigue siendo más que incierto, a pesar de que el gobierno de PSOE e IU quiso desbloquear en los últimos meses de mandato su situación desde el punto de vista urbanístico. El intento resultó un fracaso.

Una de las claves para hacer rentable la operación en un lugar del centro histórico estaba en los metros cuadrados de explotación comercial que necesitaría la firma. Sobre este aspecto, Urbanismo avalaba que abriera ya como gran superficie y, por lo tanto, con 2.500 metros cuadrados como mínimo. El cambio a un local de mil metros cuadrados facilitaría mucho los trámites al ser considerado ya como pequeña superficie comercial.

La multinacional Primark cuenta ya con 38 establecimientos en España y siete en Andalucía, ubicados en Huelva; en Roquetas de Mar (Almería); dos en la provincia de Cádiz, con establecimientos en Jerez de la Frontera y Algeciras; dos en Málaga, concretamente en Fuengirola y en la capital, y en Córdoba.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, admitió el pasado noviembre que se encuentra en negociaciones con la multinacional irlandesa con el objetivo de que pueda abrir su primera tienda en la capital de Andalucía “próximamente”, pero no ofreció más detalles de una operación que sigue varada.

Fuente: Diario de Sevilla