Saltar al contenido

Primark Hombre: Básicos de Primavera (2017)

Primark tiene una selección de básicos para primavera que te ayudará a sentar las bases de tu estilo para la nueva temporada.



Por fin llegan las prendas que todos llevamos echando de menos un rato largo. Los modelos clave vuelven con nuevas siluetas, cortes y detalles modernos como bajos escalonados, diseños más largos, cortes ajustados para presumir de músculos, rasgones y zurcidos e insignias de inspiración militar.

Hemos recopilado una serie de prendas primaverales para hombre esenciales lo suficientemente molonas como para que puedas ir impecable y fresquito cuando haga mucho calor, y calentito en los momentos en los que el sol nos dé un respiro.
En Primark tenemos gafas de sol para rato. Gracias a nuestra oferta, que incluye una amplia variedad de modelos, desde las de estilo aviador hasta las «wayfarer», a partir de solo 2 €, podrás tomar el sol con estilo.

Gafas de sol 2 €

¿Cómo podría alguien empezar la primavera sin hacerse antes con unas cuantas camisetas? Entre las novedades podrás encontrar la silueta estrella de la temporada, la camiseta de corte largo. Tenemos un gran surtido de estilos en los colores del momento: arena, piedra y crudo, desde solo 4 euros. Aunque también puedes optar por nuestra línea de estampados a cuadros o detalles de paneles de malla.

Las sudaderas son perfectas para la primavera. Puedes subirte las mangas en los días más cálidos o llevarlas sobre una camiseta si todavía hace fresquito. Nuestras sudaderas estampadas te traen desde mensajes motivadores hasta nombres de ciudades y vienen en un abanico de colores que va del rosa pálido al rojo intenso. Conjunta la tuya con un pantalón de chándal de tiro caído para conseguir un look desenfadado que puedas llevar sin esfuerzo tanto en tus sesiones de relax y maratones de series como para salir a dar una vuelta.


Las camisetas sin mangas son perfectas para crear conjuntos «casual» y esta primavera te traemos un nuevo corte: ¡el ideal para lucir musculitos! Más pegadito al cuerpo, permite presumir de cuerpazo sin llegar a ser exhibicionista. Lúcete como prenda prota o, si hace más frío, con una camiseta o un suéter.