La verdad que hay veces que es muy fácil dar un nuevo aire en algunas estancias del hogar. Por ejemplo, para dar un nuevo aire decorativo al dormitorio en primavera, lo mejor es aprovechar para cambiar el nórdico por unas cubiertas con colores muy atractivos o vistosos como el verde o azul.

Saludos

Responder